Biblioarchivos


Deja un comentario

Preservación del patrimonio digital.

El bibliotecólogo, ha debido asumir un rol importante en los equipos multidisciplinarios que toman decisiones respecto a la normalización de los procedimientos de preservación de información en soporte digital. De ahí la importancia de conocer los procesos y los actuales estándares involucrados en este procedimiento. El enorme crecimiento de documentos nacidos digitales ha obligado a quienes desean preservar la información contenida en ellos a introducir políticas que le permitan enfrentar la fragilidad u obsolescencia de los nuevos soporte.

Algunas iniciativas

En 2003 UNESCO, observaba con preocupación la vulnerabilidad del patrimonio digital e iniciaba una campaña de preservación y acceso, publicando “Directrices para la Preservación del Patrimonio Digital”.

Cabe destacar el proyecto Keeping emulation environments portable que revisa los problemas relacionados con la transferencia (migración) de los objetos digitales almacenados en soportes informáticos obsoletos (como discos flexibles) a los dispositivos de almacenamiento modernos. El objetivo, reducir el riesgo de pérdida de datos producto de la obsolescencia del soportes.

En el caso del soporte papel existen sólidos estudios que apoyan el uso de normas y técnicas relacionadas a la preservación de este tipo de soporte, pero ¿qué existe para la conservación de soportes digitales?

Metadatos de Preservación

En su trabajo Rivera (2009) señala a los metadatos de preservación como los datos que acompañan al documento digital clasificándolo y describiéndolo para su posterior recuperación. Ferrera (2010) define metadatos de preservación como “Tipo de información asociada a un objeto digital con el fin de preservarlo”. Ambos acercamientos al concepto me parecen válidos, básicamente los metadatos de preservación permiten asegurar el uso del documento digital en el largo plazo. Es interesante que “leamos” el gráfico de Caplan (2009) donde nos muestra los diferentes tipos de metadatos, entre ellos los metadatos de preservación y su entorno.

1

El modelo PREMIS, surgió bajo el auspicio de OCLD y RLG quienes crearon el grupo de trabajo denominado PREMIS. En 2005 publicaron el resultado de su trabajo un diccionario de datos. Este modelo de metadatos establece 5 tipos de entidades asociadas que permiten la descripción del objeto digital. En el trabajo de García Melero, “La biblioteca digital revisitada” el autor publica este esquema muy clarificador.

2

El modelo PREMIS, es usado para crear repositorios (grafico García Melero p.19)

Existe mucha información interesante y aclaradora para este tema. En concreto, es imprescindible que exista un programa de preservación del patrimonio nacido digital en cada institución. En la medida de lo posible, que sea fruto de un trabajo colaborativo entre bibliotecólogos, archivistas, historiadores y restauradores, que dicte lineamientos respecto a la custodia y preservación del patrimonio  digital.  Claramente falta conciencia sobre la preservación del patrimonio digital, tal como se preserva la información contable para el Servicio de Impuestos Internos, tanto en instituciones públicas como privadas debería existir la misma capacidad y rigurosidad para todo tipo de información digital. Esto se ve reflejado  en  los presupuestos habituales de las instituciones  que no consideran el ítem. Generalmente, cuando existe una situación de crisis se toman medidas de “salvataje” lo que lleva inevitablemente a la perdida de patrimonio. Erróneamente se piensa que lo digital es eterno y que el patrimonio esta resguardado.

La preservación tiene que considerar la evolución, es decir el mejoramiento constante de la tecnología de recuperación (software, hardware, personal especializado)

Finalmente, la preservación de documentos en soporte digital es un nuevo reto que recién comienza.

Bibliografía

1. CAPLAN, Priscilla. Entender PREMIS. Library Congress 2009 http://www.loc.gov/standards/premis/UnderstandingPREMIS_espanol.pdf

2. FERRADA, Transito. Preservación digital en repositorios institucionales Gredos. Salamanca; Universidad de Salamanca, 2010. 60 p. http://gredos.usal.es/jspui/bitstream/10366/83130/1/TFM_FerrerasT_Preservacion_Digital.pdf

3. García Melero, Luis A. La biblioteca digital revisitada. http://eprints.rclis.org/13628/1/LA_BIBLIOTECA_DIGITAL_REVISITADA.pdf

4. IFLA e ICA para UNESCO. Directrices para proyectos de digitalización de colecciones y fondos de dominio público, en particular para aquellos custodiadas en bibliotecas y archivos. 2002 http://www.ifla.org/files/assets/preservation-and-conservation/publications/digitization-projects-guidelines-es.pdf

5. RIVERA, Miguel Ángel. Directrices para la creación de un programa de preservación digital. Serie Bibliotecología y gestión de información, UTEM. Marzo 2009 En línea http://eprints.rclis.org/12989/1/Serie_N%C2%B043_Preservacion_digital.pdf

6. UNESCO, “Directrices para la Preservación del Patrimonio Digital”. 2003 en Línea http://unesdoc.unesco.org/images/0013/001300/130071s.pdf


Deja un comentario

La Web Semántica: breve análisis de sus implicancias

Los primeros pasos hacia la Web 3.0

 También llamada Web Semántica o Web de Datos ha tenido un desarrollo más lento de lo que muchos esperábamos, si bien, fue pensada y conceptualizada a fines de los 90 por el ingeniero Tim Berners-Lee, bajo el Consorcio World Wide Web (W3C), no es hasta inicios de 2000 cuando comienza su  ascenso. Existe diferencias entre los especialistas en  relación a los problemas que enfrenta el desarrollo de la Web 3.0, por un lado, Muñoz Zolotoochin (2012), plantea que el problema radica en que se trata de tecnologías  tan recientes que su desarrollo se ha afectado por la falta conocimiento experto en ingenieros y desarrolladores. Para Castillejo (2013) más bien se debe a los elevados costos económicos que implican su desarrollo y el escaso retorno de la inversión.  En mi opinión, luego de estudiar más el tema,  existe suficiente conocimiento experto. Me parece  más adecuada  a la opinión de Castillejo.

La Web semántica fue pensada como una red de aplicaciones y datos conectados entre sí, algo similar al cerebro humano, una base de datos global, que permite al usuario encontrar más información en menos tiempo. Según Castillejo :” Los datos enlazados es la forma que tiene la Web Semántica de vincular los distintos datos que están distribuidos en la Web, de forma que se referencia de la misma forma que lo hacen los enlaces de las páginas Web”. Los principales elementos  que componen la Web semántica son los lenguajes estandarizados como por ejemplo RDF, SPARQL, OWL y SKOS entre otros. Según el ingeniero chileno Muñoz Zolotoochin, (2012) el estándar RDF (Resource Description Framework) -sujeto predicado objeto- permitiría la interoperabilidad entre distintas fuentes de datos, aportando significativamente al desarrollo de la Web semántica.
El Consorcio World Wide Web (W3C) ha sido fundamental para establecer estándares en el ámbito de los datos abiertos propios de la Web semántica. Para sacar partido a la Web 3.0 se necesitan lenguajes de marcado apropiados que representen el conocimiento de las ontologías.

 Y en las redes sociales…

 Gracias a herramientas como las redes sociales, la Web se convirtió en una herramienta poderosa y democratizadora (Peset, Ferrer-Sapena, Subirats-Coll, 2011)  se basa en principios igualitarios, por ejemplo en EE.UU. es posible ejercer el derecho a voto on line. La mayoría de los Estados tienen sitios web de verificación de registro de votantes, y muchos ofrecen un medio para el seguimiento del estado de su registro y votación.
Como vemos se ha transformado en un canal de diálogo y expresión en todo el mundo. Aportando a los principios establecidos en la Declaración de Universal de Derechos Humanos, artículo 19 “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión…”

Hoy somos testigos de algunos desarrollos notables de la Web Semántica,  por ejemplo, la ejecución de aplicaciones desde dispositivos móviles, distribuibles a través de correo electrónico, chat y redes sociales. En conclusión poco a poco tenemos una Web cada vez más inteligente e integrada a la cotidianeidad.

La Web semántica tiene su mayor desarrollo a través de datos enlazados y como afirman Peset, Ferrer-Sapena,Subirats-Coll, (2011) las bibliotecas ofrecen potenciales datos de calidad, en ese sentido la Biblioteca del Congreso ha asumido como parte de sus políticas el libre acceso a un conjunto de datos en formatos que permiten su manipulación y reutilización, utilizando aplicaciones para visualizar relaciones entre leyes y ordenanzas municipales. Creemos que este Biblioteca es un buen ejemplo digno  de imitar por otras instituciones nacionales.

Bibliografía

1. Biblioteca del Congreso de Chile. Datos enlazados. En línea: http://datos.bcn.cl/es
2. Castillejo, Miguel. Web Semántica. Presentación, 16 de junio 2012. En línea: http://prezi.com/o_lvfra64avy/web-semantica/
3. Consortium World Wide Web (W3C) En Línea: http://www.w3c.es/estandares/
4. Declaración Universal de Derechos Humanos En línea: http://www.un.org/es/documents/udhr/
5. Lamarca Lapuente, María Jesús. Hipertexto: El nuevo concepto de documento en la cultura de la imagen. En Línea http://www.hipertexto.info/documentos/hipertex_web.htm
6. Muñoz Zolotoochin, Juan Enrique. Implementación de una Web semántica para archivos. Santiago de Chile: Universidad de Chile. 2012. Memoria para optar al título de Ingeniero Civil en Computación. En Línea: http://www.tesis.uchile.cl/handle/2250/104095
7. Peset, Fernanda: Ferrer-Sapena, Antonia; Subirats-Coll,Imma. Open data y Linked open data: su impacto en el área de bibliotecas y documentación. El profesional de la información. 2011, marzo-abril, V.20, n.2, pp165-173. DOI:10.3145/epi,2011.mar.06. En Línea: http://www.elprofesionaldelainformacion.com/contenidos/2011/marzo/06.pdf

8. Ribes, Xiver. La web 2.0: El valor de los metadatos y de la inteligencia colectiva. Cuadernos Telos, 2007, octubre-diciembre, n.73. En línea: http://sociedadinformacion.fundacion.telefonica.com/telos/articuloperspectiva.asp@idarticulo=2&rev=73.htm